#Codigo Madre Esfera ADS

Convertirse en madre no es una cosa que se asimile de la noche a la mañana. Pocas guías o libros van a resolver todas las dudas y problemas que surjan. A las 12 horas de dar a luz y todavía en el hospital, mi bebé empezó a llorar y, sinceramente, yo no tenía ni idea de qué hacer con él. Todavía tenía miedo de hacerle daño, le veía tan frágil…La verdad es que daba hasta risa vernos: dos padres sin saber manejar bien a la criatura que acababa de aterrizar en este mundo.

Yo no entendía por qué lloraba tanto. Le estaba dando (o intentando dar) el pecho, estuve piel con piel desde el nacimiento hasta el alta y no se me ocurría cuál podía ser el problema. Después de un rato intentando calmarle, me acordé de que había metido la camiseta de Amarsupiel en mi maleta para el hospi. Me la puse, le coloqué dentro como pude y se calmó al instante. Desde ese momento mi mundo cambió. Y mi maternidad empezó a tener más sentido y se hizo más llevadera.

hospital camiseta porteo

Yo, recién parida, con mi super camiseta

Una amiga me recomendó que la comprara cuando todavía estaba embarazada, y nunca sabré cómo agradecérselo. No me pagan por escribir este artículo. Simplemente os quiero contar los beneficios que ha tenido portear a mi hijo desde el primer día de su nacimiento con esta camiseta. De verdad creo que puede mejorar la vida de muchas madres y cambiar la idea que tenemos de la maternidad.

1. Es fácil (facilísima) de usar

Esto es lo que más se agradece cuando tienes poco tiempo, poca energía y un bebé con poca paciencia. De verdad, es casi imposible ponerla mal. Básicamente se pone igual que una camiseta, y luego se introduce al bebé. No tiene ninguna complicación, y si os queda alguna duda, en este vídeo de la propia empresa lo explican genial.

2. Te simplifica la vida en esa etapa tan agotadora

Ir al baño, cocinar, hacer tareas básicas…puedes hacer vida medio normal mientras tu bebé está despierto o dormido. Esto es lo que más valoro del porteo y de esta camiseta. Soy una persona bastante activa y no me habría gustado estar horas muertas con mi bebé en brazos sin poder hacer nada. Menos ducharme de cuerpo entero (de cintura para abajo también lo he hecho con la camiseta), el resto de necesidades básicas he podido hacerlas sin problema. Te da los brazos extra que necesitas, sobre todo si pasas la mayor parte del día sola, como es mi caso.

3. Es cómoda para el que la lleva puesta

Es de algodón y agradable al tacto. La tela es bastante gruesa y firme. No se suda en exceso, aunque hay que tener en cuenta que llevas un pequeño radiador pegado a ti 🙂 Tiene un soporte extra en la espalda, para que el peso se reparta bien por toda la espalda. Yo la he llevado varias horas seguidas y he estado cómoda tanto en el cuello, como en los hombros y el resto de la espalda. Por cierto, también hay para papá 🙂

Papá también portea

Papá también portea

4. El bebé va en posición ergonómica

Esto es especialmente importante. La camiseta respeta la posición ergónomica del bebé. La espalda queda ligeramente curvada, haciendo que la columna vertebral del neonato mantenga la forma que tiene por naturaleza. El bebé va sentado y las rodillas quedan por encima de su culete. La altura a la que está el bebé respecto al porteador también es perfecta: a la altura de un beso. Además, es imposible colocar al bebé cara al mundo, una postura desaconsejada en la mayor parte de los casos.

5. Fomenta el contacto piel con piel

Tanto si tu bebé es prematuro como si ha nacido a término, el contacto piel con piel es indispensable y lo que espera todo bebé al llegar al mundo. Esta cercanía tiene innumerables beneficios, desde mejorar la instauración de la lactancia materna hasta regular la temperatura y las pulsaciones de tu bebé. Además, suele tranquilizar a los bebés y los padres (o al menos yo :)) lo disfrutan igual o aún más.

6. Facilita el uso del fular

Yo tenía un fular elástico esperando a que me atreviera a usarlo. Y el caso es que al principio lo intenté viendo un par de videos en Youtube, pero se me hacía imposible. Entre que el poco tiempo que tenía libre lo dedicaba a descansar y que a mi bebé no le gustaba hacer de modelo, lo dejé aparcado. Hasta que un día lo volví a probar y me di cuenta de que la camiseta era una cruz envolvente (o envuelta) pura y dura. Y yo, que ya era una experta poniéndomela (¡con el mérito que eso conlleva! :P), hice mi primer nudo con fular en un abrir y cerrar de ojos. Y oye, me quedó bastante decente. ¡A partir de ahí me hice adicta a los fulares!

7. Te permite dar el pecho

¡Pues sí! Por si fuera poco, también es camiseta de lactancia. Yo no la he usado mucho con esta finalidad, pero es posible amamantar con ella puesta. Los dos orificios por los que introduces las piernas del bebé sirven para sacar el pecho. Lo que sí hemos hecho nosotros, es bailar con ella puesta. ¿Por qué no pruebas tú también? 🙂

porteo amarsupiel

Primera salida con 3 días de vida 🙂

 

Si ya estás convencida y te gustaría tener una, déjame darte dos consejos que a mi me fueron de ayuda:

  • Pide una talla más a la que suelas usar. Yo suelo llevar una S y en esta camiseta necesité una M. También es cierto que después del parto nuestro cuerpo no está totalmente recuperado ni en su peso normal.
  • Ten un par de ellas si vas a usarla a diario. Se suda bastante, y yo la usaba tanto que necesitaba una mientras lavaba la otra. Si prefieres, puedes encontrarlas también de segunda mano más económicas en páginas como Wallapop.

Conclusión: merece la pena, y mucho. No me canso de recomendarla y ¡también está en Amazon!

 

¿Has usado esta camiseta o algo parecido? ¿Cómo ha sido tu experiencia?

Sígueme en Feedly