#Codigo Madre Esfera ADS

Hay cosas de las que jamás oyes hablar hasta que te pasan a ti. La pérdida de uno de mis bebés fue una de ellas, y es algo que nunca te esperas y que siempre causa tristeza en mayor o menor medida.

Cuando planeamos quedarnos embarazados, mi pareja siempre decía que le encantaría que vinieran dos. Mi padre es gemelo así que la genética jugaba a nuestro favor.  Pero yo no me cansaba de explicarle lo difícil que es tener dos bebés demandantes, y más en la sociedad en la que vivimos. Pasaron los meses y recibimos con ilusión la noticia de que Ollie estaba en camino. Lo que nunca nos habríamos imaginado es que eran dos pero solo llegaríamos a conocer a uno.

A las 6 semanas de embarazo, empecé a sangrar mucho. Busqué en internet qué podía ser y todo apuntaba a que era sangrado por implantación o spotting. Y bueno, no quedé del todo convencida porque era muy abundante. Parecía el sangrado típico de la regla, pero no había dolor de ningún tipo. Al durar varios días me preocupé y llegué a la conclusión de que era un aborto espontáneo. Me dio bastante pena, pero me alegré de que pasara tan temprano y no cuando el embarazo estuviera más avanzado.

Síntomas de la desaparición del gemelo

Y así fueron pasando los días, sangrando muy abundante y con los mismos síntomas de embarazo (pechos hinchados, náuseas, sueño…). Decidí ir a hacerme una ecografía para saber qué estaba sucediendo y quedarme más tranquila. En ese momento estaba trabajando en Irlanda y allí la sanidad no es gratuita, así que fui a un centro privado para que me examinaran. Y allí me lo confirmaron: no era uno, sino dos 🙂

Como podéis imaginar, casi me da algo. De pensar que el embarazo no iba bien a imaginar gemelos, ¡hay un trecho! Finalmente me explicaron qué estaba sucediendo y a qué se debía el sangrado. Uno de los dos fetos era bastante más pequeño y no registraba ritmo cardiaco. Se estaba desvaneciendo, pero el otro no corría ningún peligro.

En menos de 2 minutos pasé por varias fases: alegría y desconcierto por saber que eran dos, tristeza por enterarme de que solo había uno, y alegría y agradecimiento a la vida porque ese uno (Ollie) estaba perfectamente. Y no creas que lo que me ha pasado es algo raro, es mucho más frecuente de lo que creemos.

gemelo desaparecido

8 semanas y ya no había rastro del gemelo

¿Qué es exactamente el gemelo desaparecido o ”vanishing twin”?

Ya sabéis que yo necesito saber siempre por qué pasan las cosas y no me quedo tranquila hasta que me entero. Pues con esto sucedió igual. Me informé mucho sobre el tema, quería saber qué era esto de lo que nadie me había hablado y por qué sucedia.

El fenómeno del gemelo desaparecido también se conoce como reabsorción fetal. A grandes rasgoses un feto en un embarazo múltiple que fallece en el útero. Poco a poco, ese feto es total o parcialmente reabsorbido. En mi caso fue solo absorbida solo una parte y el resto fue expulsada mediante el sangrado. 

En algunos casos, el feto que muere no desaparece totalmente. Aunque parezca increíble, el gemelo que sobrevive comprime al feto fallecido, que queda más o menos momificado. Esta rareza se conoce como feto papiráceo, y no suele presentar problemas en el embarazo, parto o postparto inmediato. 

¿Por qué desaparece uno de los dos gemelos?

Hay varias teorías al respecto. Yo quiero pensar que el cuerpo es sabio, y si decide terminar con parte del proceso, sus razones tendrá. Parece que el gemelo desaparecido puede morir por a una placenta mal implantada, una anomalía del desarrollo que afecta a los órganos principales o una anormalidad en un cromosoma incompatible con la vida. En algunos casos, es simplemente un óvulo rechazado que no ha llegado a desarrollarse correctamente.

Lo positivo del asunto es que el feto que sobrevive suele desarrollarse con normalidad, sobre todo si la desaparición del otro gemelo sucede en el primer trimestre del embarazo. Sin embargo, si la desaparición se da a partir del segundo trimestre, sí puede tener complicaciones y a menudo se trata como un embarazo de alto riesgo.

Frecuencia de la pérdida de un gemelo o ”vanishing twin”

Parece que es una situación bastante común que se da en hasta uno de cada ocho embarazos múltiples.Sin embargo, es imposible saber con seguridad la frecuencia del fenómeno porque puede pasar inadvertido. Prácticamente no deja rastro detectable tras el nacimiento. Así que si no hay sangrado o es escaso, o simplemente no se hace una ecografía que lo detecte, es imposible saber si te ha sucedido o no.

En España, la primera ecografía que se hacen las embarazadas suele hacerse a las 12 semanas. Teniendo esto en cuenta, si hubiera esperado un poco o no hubiera tenido sangrado, probablemente nunca me habría enterado de que esperaba gemelos. Y sí, yo también me pregunto si no es mejor no enterarse de que te ha pasado  🙂  Es más: si pensamos en la era pre-ecografías, ¿cuántos gemelos desaparecidos pudo llegar a haber sin que las mujeres tuvieran idea de que eran dos en su origen? ​

Qué hacer si has perdido a un gemelo

No quiero comparar mi pérdida con el fin de un embarazo o pérdida de un bebé. Es algo que también me ha sucedido y que hablaré de ello más adelante. Sin embargo, la desaparición de un gemelo no deja de ser un aborto, una pérdida, el fin de una parte del embarazo. En España no se conoce mucho la cuestión, pero en otros países incluso hablan de que la desaparición del gemelo fallecido afecta de alguna forma al superviviente. 

Nosotros aceptamos la situación con melancolía, pero también con alivio. Sinceramente, ¡no sé cómo habría llevado la maternidad si hubieran sido dos!. Aunque, si finalmente venían dos, nos habríamos adaptado como hace todo el mundo. A veces miro a Ollie y pienso qué será de su hermanit@, y qué dirá cuando le contemos que venía acompañado.

Si estás pasando por esta situación, quiero decirte que no estás sola. Son muchas las madres que pasan por algo parecido, y si te sientes triste, perdida o en duelo, estás en todo tu derecho. Y piensa que un día le podrás contar a tu bebé la historia de su gemelo desaparecido. Y quién sabe si no reaparece en el futuro cuando más adecuado sea 🙂

 

¿Has tenido un gemelo que se ha reabsorbido? Me encantaría escuchar vuestras experiencias

 

Sígueme en Feedly