#Codigo Madre Esfera ADS

Si hace poco que eres madre, habrás escuchado este término antes o después. El Baby Led Weaning (o BLW) se está poniendo cada vez más de moda y está empezando a reemplazar a los purés, potitos y papillas. Nosotros hemos empezado hace unas semanas con fruta. Ollie está encantado y yo contenta de no tener que preparar mucho, ¡aunque el miedo a que se atragante no me lo quita nadie! (de momento)

Hasta hace no mucho se recomendaba empezar con los sólidos a partir de los 4 meses. Hoy en día, se sabe que a esa edad el bebé todavía no puede digerir adecuadamente los alimentos. Parece que no alcanzan la madurez digestiva hasta alrededor de los 6 meses.  Además, se asociaofrecer alimentos antes de esta edad con un mayor riesgo de alergias.

Entonces, ¿qué es el Baby Led Weaning?

Este término fue acuñado por primera vez en el libro Baby-Led Weaning: La Guía Esencial para Introducir Alimentos Sólidos por Gill Rapley y Tracey Murkett. Básicamente, se trata de introducir alimentos sólidos permitiendo al bebé se alimente con sus propias manos en lugar de darle purés con una cuchara. Dicho de otra forma: el bebé está a cargo de su alimentación.

La traducción en español sería Destete Liderado por el Bebé. Realmente, una mejor interpretación sería alimentación dirigida por el bebé, ya que no se trata de destetar a los bebés de la leche materna o de la leche de fórmula, sino de acercarlos a los sólidos. De hecho, el BLW debe hacerse después de los 6 meses de lactancia exclusiva que recomiendan muchos expertos, incluida la OMS.

Mamá y bebé comiendo

¿Y qué tiene el BLW de diferente?

El BLW está empezando a cambiar la forma en la que se solía alimentar a los bebés hasta ahora. Primordialmente, los puntos diferentes que tiene el BLW respecto a la alimentación con cuchara y avioncito son:

  • Se permite que el bebé coma por sí mismo con los dedos.
  • Se incluye al bebé en la familia a la hora de comer.
  • El bebé elige qué, cuánto y con qué rapidez comer.
  • Se le da la libertad de explorar nuevos sabores y texturas.
  • No hay presión para comer una cantidad fija o un alimento específico.
  • Sigue amamantando (o tomando leche de fórmula) con la misma frecuencia.
  • Los sólidos complementan la leche, y se confía en que el bebé sepa cuándo aumentar la alimentación sólida y disminuir la leche (generalmente cuando se acerca el primer año de vida).

¿Cómo sé si mi bebé está preparado para BLW?

En principio, es conveniente esperar hasta los seis meses de vida. Es cierto que puede darse el caso de algunos bebés que están listos a los 5 meses,  mientras que otros no lo estarán hasta bastante más tarde. Las señales que te proponemos a continuación, son un indicador de que tu bebé está preparado. Es imporante que tu bebé presente TODAS las señales. Si no estás segura de que esté listo, siempre puedes consultar con tu pediatra :). :

  • El bebé puede sentarse bien sin apoyo.
  • Ha perdido el reflejo extrusión (expulsa automáticamente los sólidos de la boca con la lengua).
  • Ha desarrollado las habilidades motoras finas para alimentarse por sí mismo. Es decir, es capaz de coger el alimento entre el pulgar y el índice, no entre la palma y los dedos.
  • Intenta masticar, aunque todavía no tenga ningún diente.
  • Muestra interés en participar a la hora de comer, e intenta coger tu comida y llevársela a la boca.

¿Qué beneficios tiene el BLW?

Las familias que se deciden por esta forma de alimentar a sus bebés lo hacen porque conlleva una serie de benefiicios. Sí es cierto que nadie dice que esta sea la única forma ni la mejor. Como en todo, hay quienes no están de acuerdo (total o parcialmente) con el BLW. Es cuestión de informarse y decidir qué se adapta mejor a tus necesidades, las de tu bebé y tu familia. De todas formas, quienes defienden la práctica aseguran que:

  • Es más fácil que hacer purés. Sólo tienes que adaptar lo que tú vas a comer para dárselo al bebé.
  • Permite la autonomía. No se obliga al bebé a comer. Se le da libertad para que decida cuándo, qué y cuánto necesita comer.
  • La comida es un momento de disfrute y no de lucha entre tu bebé y tú.
  • Ya que tu bebé come solo, tú también tienes los brazos libres para comer. (Esto es algo con lo que sueño cada día)
  • El bebé desarrolla buenos hábitos alimenticios que se suelen mantener en el futuro (siempre que la comida que se le ofrezca sea saludable, claro está).
  • El bebé aprende a autorregularse y comer lo que necesita y en la cantidad que le hace falta. Según este estudio, esta libertad está relacionada con niños más sanos y con menos obesidad en el futuro.
  • Es educativo. Los bebés aprenden a manipular los alimentos, a masticar y a tragar. También aprenden a manejar diferentes texturas, sabores, tamaños y formas de alimentos.

¿Cómo empezar con BLW ?

Lo bueno que tiene esta práctica es que no hace falta casi nada para empezar. Básicamente son dos cosas: un lugar seguro para que tu bebé se siente y alimentos saludables y apropiados para los dedos (si quieres saber cuáles, te va a gustar este otro post). Puedes sentarle en una trona o encima tuyo, lo importante es que sea capaz de hacerlo sin ayuda. Empieza ofreciéndole sólidos una vez al día y ve cómo responde tu bebé. Él te indicará si quiere o necesita más o más a menudo.

¿Qué alimentos puedo ofrecerle?

Los alimentos con los que empezar tienen que ser suaves y fáciles de masticar con sus encías. Si quieres saber qué alimentos darle exactamente, qué hacer en caso de atragantamiento y otros consejos sobre BLW, lee mi siguiente post. Además, te regalo una guía ràpida con las 20 Ideas de Alimentos para BLW haciendo click aquí.  🙂

 

¿Cómo ha sido tu experiencia con BLW? ¿Tienes algún consejo para compartir?

 

 

 

 

Sígueme en Feedly