#Codigo Madre Esfera ADS

Ya sabes que muchas madres queremos evitar los males a nuestros hijos. Queremos que no sufran, que no se caigan y se hagan daño…en fin, queremos controlarlo todo. También te habrás dado cuenta de que esto, en parte, es bastante difícil y a veces hasta imposible.

Hay algo al respecto que me preocupaba bastante con la llegada de mi bebé: la cuestión de los tóxicos. Me inquietaba tanto los que hay en la comida como en los juguetes, pero también los productos de higiene. Me aseguré de conocer bien qué frutas y verduras son las que más pesticidas tienes, y optamos por comprar todo lo que podemos ecológico y libre de tóxicos. En cuanto a los juguetes, intentamos que sean todos de materiales naturales. La mayor parte de ellos son utensilios reales que tenemos en casa, y a Ollie le gustan más que los juguetes ”de verdad” que le han ido regalando.

El caso es que todo lo que va a tocar la piel de mi bebé también me importa. Tanto o más como me importa lo que toca la mía. Esto es aún más importante si tu bebé además tiene la piel irritada o dermatitis. Y en esa búsqueda de productos de higiene sin tóxicos, me di cuenta de que no son tan difíciles de encontrar ni tan caros como pensamos. Aquí os dejo los que más nos han gustado a nosotros. Y creeme, no gastarás más de lo que inviertes en otro tipo de productos menos naturales.

Lavar la ropa sin tóxicos para tu bebé

Pinzas de tender la ropa

Hay muchos detergentes y hasta suavizantes para la ropa indicados para el cuidado de los bebés. Los encuentras en casi todos los supermercados. Pero déjame decirte que, aunque son más respetuosos con su piel que los estandar, no suelen ser de lo más natural. Buscando posibilidades que no fueran muy caras y fuera de lo más esencial posible, encontramos las nueces de lavado. Y sí, como su nombre indica, son nueces 😀

Es de lo más fascinante que hemos descubierto. Son el fruto de un árbol originario de India y Nepal y que también se conoce como “árbol del jabón”. Las cáscaras de las nueces tienen una sustancia llamada saponina. Al entrar en contacto con el agua, liberan un detergente muy jabonoso pero que hace poca espuma. El resultado es muy bueno. La ropa está impecable y huele a limpio, pero no al perfume artificial al que estamos acostumbrados. Y esto puede ser bueno o malo: yo echaba de menos la fragancia de ciertas marcas al principio. Este ”problemilla’ lo solucionamos añadiendo unas gotitas de aceite esencial de lavanda, aunque tú puedes elegir el que más te guste a ti. También puedes combinarlos, según lo que más te apetezca oler ese día.

Y por si fuera poco, es b-a-r-a-t-i-s-i-m-o. Nosotros compramos estas y llevamos usándolas casi un año. Es una bolsa de 1kg por menos de 14€. Si consideras que para cada lavado hacen falta unas 6 o 7 nueces y que las mismas cortezas sirven para varias lavadoras, ¿cuánto dinero te estás ahorrando?

Eso sí: IMPORTANTE! Para que se active la sustancia jabonosa el agua debe estar caliente (40 grados es suficiente). Tampoco se recomienda lavar ropa blanca con ellas porque puede quedar grisácea. Hay quien usa percarbonato o productos similares para que esto no suceda. Otra posibilidad es alternar las nueces con otros detergentes, según el tipo de ropa o lavado que quieras hacer. En cualquier caso, el impacto medioambiental será mucho menor, y tu piel y la de tu bebé te agradeceran un respiro.

Bañar a tu bebé sin tóxicos

A Ollie le encanta el baño, y solemos dárselo todos los días si nos da tiempo y no está muy cansado. Lo disfrutamos mucho todos. Aunque no usamos jabón todos los días, el día que lo hacemos nos aseguramos de que sea con un jabón natural. Nosotros también lo usamos, así que al final es ahorro doble. Hay muchos tipos de jabones 100% naturales: de alepo, de leche, de oliva…

Lo más fácil suele ser hacerlo uno mismo o ir a un herbolario. Nosotros optamos por lo segundo para ahorrar tiempo, aunque no descartamos empezar a fabricarlo con Ollie cuando ya disfrute de estas cosas. Este gel bio de Marsella es el que compramos nosotros porque nos gustó su olor y sus componentes. Cuesta unos 13€ el litro pero viene con dosificador muy preciso, así que al final se gasta menos que con los geles con orificios muy anchos. Nosotros leemos siempre bien los ingredientes. No es oro todo lo que reluce, y no todo lo que venden en los herbolarios es 100% natural 🙂

Bebé masaje

Hidratar y masajear a tu bebé sin tóxicos

Muchas de nosotras conocemos el aceite Johnsons porque incluso nuestros padres lo usaron para ”hidratarnos”. Que no te engañen: el aceite Johnsons es parafina pura, un derivado del petróleo. ¿Y qué tiene de malo? Pues bastante. La parafina no hidrata, simplemente crea una capa sobre la piel. No la nutre, la impermebealiza impidiendo que la piel respire y obstruyendo los poros. Vaya, que mejor prescindir de ese aceite o cualquiera que tenga petróleo como ingrediente.

Yo suelo decir que en la piel me pongo lo que también me comería. Y para masajear las piernecitas de mi bebé, quiero lo mejor de lo mejor. Así que, ¿qué mejor aceite que el natural? Hay muchas variedades para elegir: oliva, argán, almendras dulces…Pero es importante leer bien los ingredientes y estar seguros de que es aceite puro y nada más. Nosotros solemos usar el de coco virgen extra y ecológico porque nos encanta como huele. Un tarro de medio litro nos dura hasta un año o incluso más, y cuesta alrededor de 6 euros. No está mal, ¿no? Si además lo quieres usar para cocinar y te atreves con recetas exóticas, mejor que mejor 🙂

Hay muchas teorías respecto al aceite de coco. Algunas dicen que es un superalimento y otras que es mejor no utilizarlo para nada, ni siquiera para cocinar. El caso es informarse y juzgar por uno mismo.

 

Nos encantaría saber qué usas tú para la higiene de tu bebé. ¿Nos lo cuentas? 

 

Sígueme en Feedly